Arianna Squilloni

Arianna Squilloni

Estudié teoría del pensamiento y filología latina y griega y, en 2008, abrí la editorial A buen paso, que publica libros para niños y otros seres curiosos.

Las palabras alimentan. Claro que sí, lo sabré yo. Cuando era pequeña, los sábados mi madre trabajaba y mi padre, químico, se lanzaba a esperpénticas acrobacias culinarias. Yo, sin miedo, me lo comía todo hasta más no poder con tal de que él no dejara de leer en voz alta las historias de Ulises. Los domingos, yo estaba rendida, mi madre se desesperaba al son de «la niña no me come», mi padre miraba el techo y Ulises descansaba en la cama de alguna ninfa.

La comida real la tragaba yo sin masticarla bien, lo que digería eran las historias de los viajes por mar de Ulises. El ser humano por excelencia, obsesionado por el conocimiento y la curiosidad. Ulises, el polútropos, el multiforme, el que sabe adaptarse según las circunstancias. 

De aquí vino mi pasión por las personas y la lectura, de aquí vino marcada mi vocación de editora que he ejercido primero en Thule Ediciones (2002-2007), luego como editora free-lance hasta el momento en que di vida a mi proyecto personal abriendo la editorial A buen paso, especializada en libros muy ilustrados para niños, ya se trate de álbumes, cuentos ilustrados, recopilaciones de poesía. 

Colaboro con revistas especializadas y participo en jornadas y debates, en España y otros lugares como Italia o Colombia. En 2017 he formado parte del jurado de la exposición de ilustradores de la feria del libro infantil y juvenil de Bologna.

Como editora de A buen paso, desde 2016 colaboro con la Biblioteca Insular de Gran Canaria en el concurso de libro álbum que patrocina; y en 2017, he ganado el 23º Memorial Fernando Lara otorgado por la Cámara del Libro de Cataluña.

A veces escribo, mi último libro se llama El libro de los saludos (A buen paso, 2020).